Redes Sociales

¿Podemos utilizar las redes sociales si vendemos tomates?

A las personas de a pie nos resulta complicado identificar como nos pueden ayudar las redes sociales si somos dueños de un negocio convecional. ¿Qué pasa si soy carnicero? ¿Y si soy panadero? ¿Y si soy pescadero o frutero? ¿Con quién voy a conversar en las redes sociales? ¿Qué beneficios me va a aportar? Si este es tu caso sigue leyendo, tienes un hueco en las redes sociales. Te presentamos tres casos de éxito relacionados con comercio tradicional.

Llevamos unas semanas charlando sobre lo positivo que puede resultar para el pequeño comercio utilizar las redes sociales. No queda ninguna duda que los hábitos de consumo están cambiando. El universo multimedia, la implantación de Internet y la implementación del uso de los smartphones y las tablets han derivado en un cambio de actitud del cliente.

Ahora ya hablamos en términos de ‘Cliente 2.0‘. Esa persona, que aunque no necesariamente compra online si consulta Internet y las Redes Sociales para formarse una opinión sobre cualquier producto y empresa.

Estos cambios empezaron a hacerse visibles con las grandes compañías, grandes marcas comerciales que apostaron por Internet como medio de comunicación con sus usarios, grandes marcas que comenzaron a dejar de lado la publicidad convencional para pasar a una conversación fluida, cercana y atrayente con los clientes.

Hoy vemos como todo esto es extrapolable a las pequeñas empresas. Es fácil identificar bares de copas en redes sociales, incluso tiendas de ropa que pueden mostrarte sus productos. Los restaurantes triunfan en Pinterest con sus fotos y en sus blogs con las recetas.

Y si regentas un negocio tradicional, de los de toda la vida, también tienes un hueco en este nuevo universo.

Cebollas Jumosol

Hablar de éxito de las pequeñas empresas en Redes Sociales es hablar de Jumosol. ¿Lo conocéis? Es una empresa zaragozana que vende cebollas. En Twitter ya cuentan con más de 600 seguidores. ¿Su secreto? La cercanía con la que Jumosol entabla conversación con sus clientes, explicándoles características de su producto, pero también aportándoles un valor añadido, noticias de interes, conversación, ¡y todo esto vendiendo cebollas!. Jumosol creó el concurso #encebollados en el que semanalmente los seguidores intentan adivinar el nombre de un personaje y el ganador recibe una caja de cebollas en casa. ¡No los perdáis de vista!

Mercado de Barrio

Por supuesto también tenemos que hablar de Mercado de Barrio. Un carnicero de Victoria decidió comenzar su andadura en las redes sociales hace 4 años. A día de hoy Mercado de Barrio lo componen una frutería, una pescadería y la carnicería. En Twitter ya tienen casi 1.000 seguidores y en Facebook alcanzan casi los 500 fans. ¿Su éxito? Reparten a toda España y en el día a toda Victoria. Se relacionan con su público en las redes sociales como lo harían en la tienda física que regentan, de manera cercana. ¡Atentos porque pisan fuerte!

Tomates Soloraf

Por último y quizás el caso más destacado de éxito. Tomates Soloraf. Esta empresa almeriense no tiene tienda física. Se trata de agricultores que venden directamente sin intermediarios. Y han conseguido ser muy conocidos gracias a las redes sociales. En Twitter cuentan con más de 1.500 seguidores y en Facebook con más de 2.000 fans. Venden a través de su web y se apoyan en esta dos redes sociales para contactar con su público. ¿Os apetece probarlos?

video-controller-336657_1280
Previous post

Gamificación para el pequeño negocio

keyboard-428326_1280
Next post

La Revolución de Internet

soniachacon

soniachacon

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *